DOS

1 comentarios:

Daniela Ruggeri dijo...

Definitivamente, esta grosera muestra de talento infinito se va para la lanuda.

Pobre hombre común, aunque ahora pensandolo, no sé si muchos se puedan imaginar al futuro... hay algo que es seguro, el hombre común no escribe ciencia ficción.